miércoles, 14 de octubre de 2009

¡Cambio de fechas!

A estas horas dormía abrazada. Un año después, viaja en tren. Las cosas han cambiado mucho. Hace mucho tiempo que la compañía con la que dormía se fue y ahora duerme completamente estirada. Empezó echando de menos el dormir acompañada, pero ahora cree que es una ventaja. Nadie la estruja contra la pared y puede dar vueltas de un extremo a otro de la cama (con lo que siempre le ha gustado eso). Duerme más tranquila. Sólo se preocupa de soñar, y de nada y nadie más. Y está de celebración: hoy cena con las amigas y los compañeros de piso. Hay muchas cosas que celebrar :)

2 comentarios:

  1. Pues sabes que te digo? que guay!

    ResponderEliminar
  2. Preocuparse por uno mismo, eso es lo realmente importante.

    ResponderEliminar